Secciones

Presentación

Bajo la advocación de Nuestra Madre, María Desolada, nació en el año 1950, la Cofradía que lleva su nombre, iniciada por un grupo de feligreses de la Parroquia de Santa María la Mayor, agrupados en torno al párroco de la misma, D. Audaz Serrano de la Cruz.

Se trataba simplemente de acompañar en silencio a la Virgen Desolada de su vuelta del Calvario. Por eso la Cofradía, también se llamó Hermandad del Silencio.

Realiza su desfile procesional la tarde/noche del Sábado Santo desde la Parroquia de Santa María la Mayor, y en él se acompañan las imágenes del Cristo de la Buena Muerte, el paso del Divino Niño de la Pasión y la Imagen de María Desolada (José RabasaPérez).

Durante el recorrido se meditan los Siete Dolores de la Virgen, representados por siete pesadas Cruces Penitenciales, que son portadas a hombros por diferentes Cofrades.

La túnica de los penitentes, de color negro, evoca el hábito de San Francisco de Asís, al que se le incorpora sobre el capuz la cruz roja de Calatrava. Se completa con la Medalla de la Cofradía, guantes y cordón
blanco cayendo del lado derecho y sandalias o calzado negro. En la mano, bordón de peregrino.