Secciones

Historia

A.- Orígenes de la Cofradía.- por documentos históricos conocidos, aunque no conservados, sabemos que la devoción al Santísimo Cristo del Consuelo comenzó en Daimiel a mediados del siglo XV, cuando los litigios entre los vecinos de Daimiel y Torralba de Calatrava por el Santo Cristo de la Consolación, que se veneraba en el pueblo de Barajas, se saldaron satisfactoriamente para ambas partes.Barajas era un poblado situado entre Daimiel y Torralba. En 1442 tuvo lugar en dicho pueblo la llamada Batalla de Barajas, lo que provocó su ruina y posterior despoblación. Los habitantes de ambas villas debieron vivir muy de cerca estos acontecimientos, ya que en las Relaciones Topográficas mandadas hacer por Felipe II en 1578, es decir, más de un siglo después, en el apartado de la vecina Torralba, se narró con todo tipo de detalles lo sucedido en Barajas: “ y se toparon en Barajas, que era entonces a la sazón un pueblo de hasta ochenta o cien vecinos, y allí ovieron muy fuerte y reñida batalla que duro mucho tiempo, y fue vencido el dicho comendador mayor, de causa desta batalla la gente de dicho pueblo quedó perdida y el pueblo se despobló, y quedó sin ninguna gente, y la batalla fue en ynvierno y en tiempo de grandes yelos (…) y del dicho pueblo despoblado que se dice Barajas al presente hay memoria de sus edificios y está en el dicho sitio una iglesia de la que se traxo a esta villa (a la de Torralba de Calatrava) un crucifijo fijado de Nuestro Señor enclavado en la cruz de bulto, y las imágenes de la Sacratísima Virgen María y del señor San Juan, las quales están al presente en esta dicha villa en la hermita de Santa María la Blanca, que antes fue iglesia mayor de la dicha villa, y ansi mismo del dicho pueblo se trajo a esta villa otras cosas que por su prolijidad no se declaran porque es esta villa la mas cercana al dicho pueblo de Barajas…”
Es probable que muchos de los habitantes de Barajas muriesen en la batalla, pero otros debieron huir a las vecinas localidades de Daimiel y Torralba de Calatrava, con lo que se inició un litigio entre ambos municipios sobre quién debía tener la propiedad de la tan venerada imagen del Santísimo Cristo de la Consolación, ganando la pugna los vecinos de Torralba, aunque debiendo entregar a cambio una réplica a los fieles de Daimiel. A esta imagen se le dio culto en sus orígenes en la Ermita de la Vera Cruz, quedando adscrita al gremio de los artesanos carreteros, hasta que a principios del siglo XVIII se traslada a la Parroquia de San Pedro Apóstol, donde en la capilla del lado de la Epístola se le rinde culto desde entonces, espacio que es conocido por hermanos y devotos como la Capilla del Consuelo, siendo la única Cofradía de nuestra localidad que disfruta en usufructo una capilla en la Parroquia.
La primera referencia escrita de que tenemos conocimiento es de la Real Cédula otorgada por Carlos III el 3 de febrero de 1785 por la que nuestra Cofradía se une a la Hermandad Sacramental de Esclavos 32, de la Parroquia de San Pedro Apóstol, un hecho que ya se había intentado anteriormente de manos del Arzobispo de Toledo, no accediendo éste a tal petición. Esta unión vino motivada por un Decreto de Carlos III de 1783 por el que todas las hermandades de penitentes, flagelantes o empalados quedarían prohibidas, a no ser que se uniesen a las Sacramentales, siendo éstas las únicas reconocidas por la Iglesia. Requisito imprescindible para esta unión era la renovación total de ordenanzas y el sometimiento pleno a la jurisdicción real, por lo que nuestra Hermandad aprobó nuevas reglas en 1815, ejemplar que se conserva en el Archivo Diocesano de Toledo. Posteriormente, el Consejo de Estado del Rey Fernando VII, el 10 de febrero de 1818, ratificaba en Madrid la unión a la Sacramental por la que se hacen extensibles todas las indulgencias de que ésta gozaba gracias a dos Bulas Pontificias (cuyas copias, traducidas al castellano, estuvieron colgadas en la Capilla del Cristo hasta julio de 1936), denominándose en adelante Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo del Consuelo.

 

2.- Reorganizaciones.- a pesar de esta unión, que supuso la condena definitiva a las instituciones gremiales, la Cofradía entró en un progresivo declive hasta el año 1897, fecha en la que se llevó a cabo la tan ansiada reorganización, que le devolvió el esplendor de que gozó en tiempos pasados. Tenemos constancia de esta renovación gracias a un acta que conserva el Archivo de la Hermandad en la que se narran con todo lujo de detalles los pormenores que llevaron a los hermanos a iniciar esta reorganización, comenzando así: “en la ciudad de Daimiel, a primero de julio de 1897, reunidos los cofrades del Stmo. Cristo del Consuelo en casa del Mayordomo Don Eladio Díaz Salazar, trataron de la reorganización de la Cofradía, reformando las actuales instituciones por ser insuficientes a la marcha y buen régimen de la misma, pues se viene observando la decadencia de la Cofradía, por no haber en sus instituciones vases que corrijan los muchos abusos y defectos que con la práctica se vienen observando presentando al efecto algunos hermanos Estatutos que a continuación se espresan y fueron aprovados en todas sus partes”. Este acta, acompañada de los nuevos estatutos, fue firmada por el entonces presidente D. Marcelino Carrillo y el secretario D. Bernardo Madridejos, texto que viene acompañado de la consecuente erección canónica dada en Ciudad Real a 24 de Septiembre del mismo año de manos del entonces Obispo de la Prelatura Cluniense de Dora (hay que recordar que aún no existía el Obispado de Ciudad Real, sino que era una prelatura que dependía de Toledo) y Prior de las Órdenes Militares, D. José María Rancés y Villanueva, y su Secretario Canciller D. Manuel Añeto. Con esta reforma estatutaria se incorporan figuras a la Cofradía tan importantes en nuestros días como el Presidente o los “Vices”. Además queda latente la importancia “Sacramental” de nuestra Cofradía. La obligación de velar al Santísimo era inexcusable en Jueves y Viernes Santo, Infraoctava del Corpus (cuando nuestra Parroquia celebraba las festividades en honor al Santísimo Sacramento), Carnaval y 14 de Septiembre.

 

3.- Actualidad.- próximamente.