Secciones

Historia
Historia y Trayectoria de la Cofradía

FUNDACIÓN

Se sabe que en el año 1836 por los grupos gremiales de Comerciantes y Escribientes, se fundó la cofradía del SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIRACIÓN, que se veneraba en la iglesia de los Rvdos. PP. Carmelitas Descalzos, sita en el Paseo del Carmen, trasladada, entonces, con la autorización eclesiástica, a la Parroquia de Sta. María la Mayor, donde se le viene rindiendo culto hasta nuestros días.

 
DOCUMENTOS
 
El primer testimonio escrito que poseemos en nuestro archivo, es el Reglamento escrito de 29 de marzo de 1914, por entonces Secretario, Don Fulgencio Baeza Molina, comprendiendo cinco capítulos, con treinta artículos.
 
 
COSTUMBRES
 
En un principio y en las procesiones, se acompañaba al SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIRACIÓN portando solamente una pica o alabarda, con los tres clavos de la Crucifixión, después, se empezó a vestir túnica de manera voluntaria, hasta que en el Cabildo, celebrado el día 20 de febrero de 1910, se acordó, como condición para ingresar en la Cofradía, exigir la posesión de túnica blanca o en su substitución traje de armado. Con la túnica había que llevar capirote del mismo color, ribeteado de terciopelo morado, como las bocamangas de la túnica, ceñida por la cintura con cíngulo morado.
En el transcurso del tiempo se ha ido haciendo las modificaciones oportunas que se detallan en los Estatutos.
 
 
REORGANIZACIÓN
 
Después del paréntesis de 1936-1939 en el que se destruyeron los testimonios escritos de nuestro archivo, por los temores a represalias y persecuciones, el 17 de diciembre de 1939, se celebra la primera Junta Extraordinaria para reorganizar la Cofradía.
Formaron la Junta Directiva, los hermanos: D. Valerio Martín, D. Francisco Angulo, D. Joaquín Fernández Maroto, D. Eduardo Carmona, D. Juan Fisac, D. Ramón Román, D. Aquilino Carranza, D. Agustín Díaz y los vocales: D. . Consuegra y D. José0Manuel Sánchez Archidona, D. Eduardo G Escuderos.
 
 
RESTAURACIÓN
 
Uno de los problemas más apremiantes, para la Junta Directiva, era conseguir la restauración de la Imagen del Stsmo. Cristo de la Expiración, que mutilada, y en parte destrozada, se halló en el pozo de la sacristía de la Parroquia, con la suerte de que la cabeza sólo tenía pequeños desperfectos. Fue guardada durante los años de la Guerra Civil por D. Rogelio Zamora, hermano muy devoto.
Al tener conocimiento de que residía en Moral de Calatrava el escultor valenciano D. José Cortina, el 28 de enero de 1940, una comisión designada por la Junta Directiva, llevó la mutilada imagen proponiéndole su restauración.
No fue del agrado de los hermanos la expresión que dio al Santísimo Cristo, el Sr. Cortina, y después de nuevas discusiones en Cabildos, se llegó al acuerdo de volverlo a restaurar por otro escultor.
Esta gestión fuer realizada por el Sr. Lerga, pintor que se encontraba en Daimiel restaurando el Altar Mayor de la Parroquia de San Pedro Apóstol, con la colaboración de D. Jesús Cruz, D. Joaquín Pinilla y los hermanos Sres. Sánchez Archidona, que consiguieron del escultor Sr. Coullaut Valera, por la amistad que le unía al Sr. Lerga, se hiciera cargo de esta nueva restauración.
El día 22 de enero de 1946 fue llevada la Sagrada Imagen a Madrid, confirmando que se trataba de un Alonso Cano. 
La restauración del Sr. Coullaut Valera, al gusto de la época,  en la  talla del Cristo fue muy bien vista, hasta el punto que fue expuesta en el concurso por los Cruzados de la Fe y le otorgaron uno de los primeros premios, lo que hizo muy laboriosa la gestión para poder traer al SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIRACIÓN a la procesión de ese año, llegando a la localidad el Miércoles Santo a la noche. No entramos en detalles en estas fechas sobre dicha restauración, sólo decir, que la norma actual de restauración va en sentido contrario, es decir, dar a las tallas su aspecto original, cosa que no hizo el Sr. Coullat Valera que la recubrió con gran cantidad de elementos ajenos a la misma, dándole un aspecto totalmente distinto a la talla del Barroco.
Todos los gastos de esta restauración, la donación del Paso de la Enclavación y otros beneficios fueron subvencionados por nuestro estimado paisano D. Bernardo Fisac Martín-Bandujo, gran entusiasta de nuestra Semana Santa y a quien la Cofradía testimonia aquí su reconocimiento.
En la restauración de 2000, no se encuentra documento alguno que acredite que es de Alonso Cano o de su escuela, si se localiza el relicario en el costado izquierdo, tampoco en la secretaría de la cofradía existe documento que confirme lo anterior, ante la falta de estos documentos el restaurador D. Luis Priego Priego, hace un estudio profundo de la talla, le devuelve a lo que queda de su estado original, tapado por gran cantidad de elementos extraños, como hemos dicho anteriormente, en algunos sitios de más de medio centímetro, y en algunos lados de las costillas, mutiladas. Tras ello la data en los alrededores de1600 La talla queda a partir de esta fecha tal y como estaba, según fotos antiguas, antes de ser destrozada en 1936.
 
 
FUSIÓN
 
Como se sabe la hermandad de las Servitas, con su Titular Nuestra Señora de los Dolores, nos acompañaba en todos nuestros cultos, principalmente en la Procesión del Viernes Santo. Podía decirse que era una hermandad filial de la nuestra . Previa consulta en Cabildo, se acordó, en reunión de las dos Juntas Directivas y en presencia del Sr. Cura-Párroco, D. Julio Mata, el día 24 de septiembre de 1965, la fusión de las mismas, quedando así integrada en nuestra Cofradía que, entonces se denominaría: COFRADÍA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIRACIÓN Y NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES.
 
 
ETAPA DE 1995 A 2005
 

A partir de 1995, la cofradía sufre una gran transformación, se restaura la Elevación tanto trono como tallas, (este mismo trono se elimina en 2005 por su elevado peso, pues era el chasis de un camión viejo y se adapta a la estructura que ha ido adquiriendo la cofradía en general, preparándolo para que en su momento, se le incorporen tallas como al Cristo o a la Virgen), se le hace trono nuevo al Cristo con escenas de su vida para portarlo a hombros, esto se consigue en 1999, al mismo tiempo que se le cambia la Cruz. Se restaura la talla del Cristo (2000). Se incorpora a la procesión María Magdalena, arrinconada hasta la fecha, semana Santa de 2000, en la cochera en muy mal estado de conservación, así mismo estrena trono (2001), se restaura san Juan y de nuevo la Elevación (2002), se le hace trono nuevo a San Juan (2003), se confeccionan 32 banderines nuevos, se reforma la cochera y se le acomete la luz eléctrica (1997). Se le devuelve el palio a la Virgen de los Dolores (2002-2003-2004), se le hace trono hidráulico nuevo (2002) y se le acoplan tallas de la Vida de la Virgen (2004), Se transforma la cochera, haciendo un tabique corrido en la pared de la izquierda, el cual se panela y se hacen armarios empotrados a todo lo largo (2004-2005), entre otros logros menores: Nuevos soportes, diversos armarios móviles, restauración de un estandarte del siglo XIX (2003), Se hacen faroles nuevos, cetros nuevos, se restauran candelabros (2003). Se le hacen faldillas nuevas a los tronos de la Virgen de los Dolores y La Elevación, se le confeccionan dos vestidos nuevos a la Virgen de los Dolores, se le compran dos mantillas nuevas, pañuelos (2002-2003), ect.

Todos los gastos, cuantiosos, de esta época, han sido sufragados por el trabajo de la Junta directiva (1995-2005, continuando en la actualidad con un tercer mandato) consiguiendo ingresos atípicos, necesarios para tal envergadura de proyecto, junto con unos pocos hermanos colaboradores muy eficaces

La Virgen de los Dolores, anterior a la fusión mencionada más arriba, o en sus alrededores, no hay documentación, llevaba trono de palio, este era de color negro, con cuatro varales a cada lado. Su estado lamentable hizo que se le quitara, saliendo sin palio hasta el año 2002, que la bonanza económica de la cofradía lo permitió, este es color burdeos, con seis varales a cada lado, siendo el trono de madera. En el año 2004, este trono, se sustituyó por otro de tallas, sobre la vida de la Virgen María, del mismo estilo a actual trono del Santísimo Cristo de la Expiración, además, en 2004, se restauró caras y manos y es notable el cambio de expresión de la talla.

Más Imágenes
San Juan antes de la Guerra Civil
Virgen de los Dolores antes de la Guerra Civil
Enclavacion, antes de la Guerra Civil